Hola, soy emeyoga

Aunque en realidad me llamo Mireia

Mi camino

Siempre me han llamado la atención las personas, entender por qué nos comportamos así, qué nos hace ser felices y qué nos entristece, y en definitiva, comprender un sistema tan complejo como es el ser humano y la relación entre cerebro y corazón.

Por eso soy psicóloga, y de vocación.

Tras finalizar mis estudios, me especialicé en recursos humanos y estuve varios años trabajando en el mundo empresarial, aunque desde el primer momento supe que ese no era mi camino. Las jornadas de trabajo interminables y dedicarme a algo que no era lo que quería, hicieron que empezara a brotar en mi estrés, ansiedad y una sensación enorme de insatisfacción.

Animada por mi madre, yogui desde hace más de 15 años, asistí a mi primera clase de Hatha Yoga para ver si conseguía encontrarme mejor. A nivel físico noté los resultados muy pronto, dejó de dolerme la espalda, sentía que mi cuerpo había trabajado después de las clases, empecé a recuperar mi flexibilidad, y me enganché a ese deporte que para mí era el Yoga.

Al cabo de los meses asistiendo a clases, empecé a notar que pasaba algo más además del bienestar físico, estaba más calmada. sentía que las cosas me afectaban de manera diferente, estaba conociéndome más y eso me ayudaba a entenderme en mi día a día.

Empecé a ver la vida de otra manera y a relacionarme con la gente y conmigo misma de una forma que me hacía sentir más feliz.

Cuando me di cuenta de esto, me puse a investigar porque quería saber que era eso que tenía el yoga que me estaba cambiando. Yoga ya no era un deporte para mi, porque esto que pasaba fuera de la esterilla no lo había conseguido practicando ningún otro deporte. Finalmente decidí hacer la formación de profesores de Hatha-Vinyasa Yoga (200 RYT) en Zentro Urban Yoga, y el yoga pasó a convertirse en mi modo de vida.

Por qué comparto Yoga

Tras la formación, cambié mis hábitos de consumo, mis rutinas, seguí cambiando yo misma y mi relación con todo, ¡incluso cambié mi trabajo!. Aluciné tanto con la evolución que había conseguido hacer a través del yoga que decidí que quería convertirlo en mi profesión y ahora sí, ayudar y entender a las personas, a mis alumnos.

Yoga es un camino largo en el que sigo avanzando conmigo misma, y con todo el que quiera acompañarme y descubrirlo.

Desde entonces no he parado de formarme, estudiar y practicar con diferentes profesores y estilos. Estoy certificada por la Yoga Alliance, la organización nacional de educación y apoyo para el yoga en EEUU, aunque no creo tanto en los títulos como en la práctica. Me especialicé en Yoga Prenatal y Yoga mamá y bebé en Zentro Urban Yoga, descubrí que me encanta acompañar a mamás y futuros yoguis en un momento tan especial como es el embarazo y los primeros meses de maternidad. También en Yin Yoga y el arte de la quietud con Kathy Páez, estudiante con Paul & Suzee Grilley. He tenido la suerte de asistir a conferencias para practicar con figuras referentes en diferentes estilos del yoga como Manu Jois, Bryan Kest o Tiago Rocha, entre otros.

El camino del yoga es eterno y continuamente estoy en aprendizaje y formación, descubriendo y transmitiendo lo que me apasiona.

¿Hablamos?

Sobre Yoga, sobre mis clases, sobre tu práctica o la mía, cualquier duda o comentario que tengas, házmelo llegar. Estaré encantada de recibir noticias tuyas.