¡Muy recomendable!

Desde hace unos meses estaba atravesando un momento difícil en el trabajo y mi pareja me recomendó que practicara yoga. Ahora puedo decir, que tuve la suerte de comenzar mi andadura con Mireia y sus clases. Me ha ayudado a nivel físico pero sobre todo he encontrado en sus clases mayor calma y tranquilidad para afrontar cada día.
Es un placer encontrar a alguien que ponga tantas ganas en lo que hace y poder disfrutarlo.