La historia de Anjali mudra y Patanjali

¿Qué es anjali mudra?

Anjali mudra es un gesto que hacemos con las manos, como puedes ver en la foto. Es un gesto que seguramente hayas hecho muchas veces en clase, se suele usar como inicio y como apertura en las sesiones de yoga.

La palabra Anjali procede de la raíz anj- «honrar» y la palabra Mudra significa «sello», y hace referencia a posiciones que hacemos con las manos durante la práctica 👐. Anjali mudra es un gesto de reverencia, las manos están juntas pero las articulaciones de los dedos se mantienen dobladas, dejando un espacio entre las palmas y los dedos de ambas manos.

La historia de Anjali mudra

Cuenta la leyenda que Visnu descansaba sobre el cuerpo de su serpiente Ananta 🐍 cuando Shiva empezó a bailar. Atrapado por el baile de Shiva, Visnu comenzó a vibrar al ritmo de sus pasos y en ese baile inexplicablemente su cuerpo fue cambiando de dimensiones. Al momento se sentía pesado como una tonelada y al instante se volvía ligero como una pluma. La pobre serpiente que lo sostenía aguantaba sus cambios de peso y al finalizar la danza, se sintió intrigada por lo que había pasado. Ananta, la serpiente, decidió bajar a la tierra para aprender yoga y descubrir el secreto que había detrás de aquella danza.

Ananta se asomó a la tierra en búsqueda de una oportunidad para bajar y cumplir su objetivo y vio a Gonika, una yoguini que estaba a las orillas de un rio cogiendo agua con sus manos y ofreciéndosela a los dioses pidiéndoles que les concedieran su deseo, tener un hijo. Ananta decidió saltar entre las manos de Gonika y cuando aterrizó adquirió forma humana y se puso delante suya pidiéndola que le adoptara como su hijo. Gonika aceptó y le puso el nombre de Patanjali, su nombre significa «la ofrenda caída».

¿Qué representa este gesto?

Durante la práctica de yoga hay muchas posturas en las que adoptamos esta posición con las manos, como el guerrero I, el árbol o la silla. Es un gesto que representa el retorno a uno mismo, el retorno a la calma. Cada vez que colocamos las manos en esta posición nos recordamos que la práctica es una ofrenda, como la serpiente Ananta para Gonika. Volver a la esterilla, tener la oportunidad de volver a ti es un regalo, el aprendizaje del yoga es un regalo 🙏.

Namasté.

Mireia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.