Saludo al sol, qué es y cómo practicarlo

Muchos yoguis en clase me preguntan qué pueden hacer en casa para practicar los días que no pueden ir a clase, y mi respuesta es “Saludo al sol, tantas veces como quieras”.

En este post quiero explicarte algunas cosas importantes sobre la famosa secuencia de Surya Namaskar (Saludo al sol) y cómo hacerla paso a paso, para que puedas practicarlo siempre que quieras.

Un momento, pero ¿qué es el saludo al sol?

Si vienes a mis clases en emeyoga seguro que esta te la sabes, y con nota 😏. Pero por si acaso aún no te has animado a venir, te cuento qué es y algunas aclaraciones importantes.

El saludo al sol es una secuencia dinámica que habitualmente se realiza como calentamiento al comienzo de una práctica de Hatha Yoga (yoga físico).

Hay muchas variantes del saludo al sol, pero básicamente la secuencia se compone de 12 posturas que se realizan de manera encadenada sincronizando el movimiento con la respiración. Te explico las dos variantes que se practican en Vinyasa Yoga y sus diferencias:

  • Surya Namaskar A: La secuencia básica, la primera que se aprende, compuesta de 12 posiciones.
Fuente: 100 cartas de yoga
  • Surya Namaskar B: Una secuencia más avanzada y exigente con 20 posiciones en las que se integra el Guerrero I y Utkatasana.
Fuente: 100 cartas de yoga
Sus beneficios

Sus efectos positivos benefician a todo el cuerpo ya que prepara de forma excelente los músculos y articulaciones, y estimula todos los órganos y sistemas corporales, además también nos ayuda a trabajar a nivel energético, ¡mira!👇

  • Estimula y armoniza el funcionamiento de todo el cuerpo: sistema nervioso, endocrino, aparato digestivo, respiratorio, circulación, músculos, esqueleto…¡lo tiene todo!.
  • A nivel energético, equilibra la actividad de los chakras (los 7 centros psíquicos que tenemos en el cuerpo encargados de generar, acumular, transformar y distribuir la energía) y los nadis (los 3 canales psíquicos que tenemos en nuestro cuerpo por donde circulan las energías internas).
  • Tiene un alto valor terapéutico y revitalizante.
  • Potencia la concentración y serena la mente.
¿Cuántas vueltas y qué ritmo sigo?

Como todo, depende. De tu situación en el momento en el que vayas a practicarlo, de tus características, y del nivel de práctica en el que te encuentres. Te recomiendo que escuches las necesidades de tu cuerpo y que dejes que él sea el que marque el ritmo.

Para que tengas alguna pauta, una buena fórmula es en las primeras vueltas llevar un ritmo más tranquilo e irlo aumentando progresivamente a medida que vas haciendo más repeticiones, siempre ligando la respiración al movimiento.

En cuanto a las vueltas, puedes hacer tantas como quieras, dependerá del grado de entrenamiento que tengas y de tus necesidades ese día. Por término medio, 6 vueltas completas son un buen número para una sesión.

¿Y la respiración?

Como en cualquier otra secuencia de Yoga, siempre por inhalando y exhalando por la nariz. Trata de respirar de manera fluida, profunda y lo más importante, sincronizando tu respiración con cada movimiento. Evita respirar de manera entrecortada o brusca, siempre suave y sutil.

Vamos a ponerlo en práctica

Y entenderlo aún mejor, hay que ponerlo en práctica. No te pierdas este vídeo donde te explico las secuencias de Surya Namaskar A y B y las practicamos con diferentes opciones de dificultad.

Namasté.

Mireia.

CLASES DE YOGA ONLINE 💜

Ahora hacer yoga es más fácil. Practica desde casa con nuestras clases yoga, meditación y yoga prenatal para todos los niveles,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *